VIVIR TODA NUESTRA VIDA CON EL GOSHO

 

          El Nichiren Daishonin Gosho Zenshu (Obras completas de Nichiren Daishonin) se publicó (en 1952) gracias al trabajo conjunto del segundo presidente de la Soka Gakkai, Josei Toda, y sus discípulos, en ocasión del séptimo centenario de la fecha en que el Daishonin estableció su enseñanza.

          Fue un logro que colmó de dicha al señor Toda. Él creía firmemente que cualquier persona que leyera el Gosho —donde palpita la fuerza de Nichiren Daishonin, el Buda del Último Día de la Ley— podía superar las aflicciones del nacimiento, la vejez, la enfermedad y la muerte, y alcanzar un estado de vida imbuido de las nobles virtudes del Buda: eternidad, alegría, verdadera identidad y pureza.

          Los escritos de Nichiren Daishonin esclarecen la verdad suprema que permea el universo, la sociedad y la vida individual. Imparten mensajes de esperanza y de valor que nos permiten afrontar cualquier prueba que nos presente la vida, y nos dan orientación práctica y concreta para transformar cualquier veneno en medicina.

          Ya han pasado sesenta y cinco años desde la histórica publicación del Gosho, y me enorgullece dar fe de que nuestros miembros del grupo Muchos Tesoros, que practican desde los primeros días de nuestro movimiento, están llevando una existencia coronada de triunfos y de felicidad en todo el mundo, tal como exponen las enseñanzas del Daishonin.

          En reuniones de diálogo, en visitas domiciliarias y en orientaciones personales, estos experimentados campeones de incontables luchas por el kosen-rufu citan y transmiten libremente pasajes del Gosho. Las palabras de oro del Daishonin que ellos grabaron en lo profundo de su vida fluyen con total naturalidad a la hora de revivir y aliviar a las personas que sufren.

          Estos camaradas son el ejemplo viviente del corazón con que el Daishonin abrazaba y apoyaba a los demás. Y esto nos permite apreciar el verdadero poder del estudio práctico budista, ya que cada practicante pone en acción las enseñanzas de Nichiren Daishonin y avanza junto con la Soka Gakkai, la organización que actúa exactamente de acuerdo con la visión del Buda.

          Un miembro del grupo Muchos Tesoros de Kansai declara: «Creo que todo lo que nos sucede en la vida es “para poder hoy enfrentar este asunto”,[1] como dice el Daishonin. Por lo tanto, no tengo miedo a nada. ¡Yo siempre vivo con valentía!».

          Estos magníficos filósofos anónimos de la Soka alumbran la vida de la gente con la luz que proyectan los escritos de Nichiren Daishonin y su mensaje de esperanza.

          En respuesta a la carta de un discípulo de avanzada edad [Ota Jomyo] que venía sobrellevando distintas adversidades, el Daishonin escribe: «¿Qué enseñanza secreta podría superar al Sutra del loto a la hora de disipar todos los desastres y peligros que alguien podría sufrir […]? ¡Cuente con [esta enseñanza], cuente con ella!».[2] Y también agrega: «¡Confíe en mí!».[3]

          En otras palabras, nos dice: «¡Pase lo que pase, usted tiene la Ley Mística! ¡Y me tiene a mí!». Leer los escritos del Daishonin nos permite grabar en la vida este mensaje tan alentador y reconfortante.

          Con el paso de los años, uno nota que ya no tiene la misma agilidad física que antes. Pero el corazón puede estar siempre perfectamente alineado con la Ley Mística y con el Daishonin. Consideremos «el sufrimiento y la alegría como hechos de la vida»,[4] entonemos Nam-myoho-renge-kyo y confiemos todo al Gohonzon mientras seguimos avanzando con optimismo.

          El Daishonin nos enseña: «El que escucha una sola frase o pasaje del sutra [del loto] y lo atesora en lo profundo de su corazón, puede compararse con un navío que atraviesa el mar de los sufrimientos del nacimiento y la muerte».[5]

          Ahora que, en muchos lugares del mundo, las sociedades acusan un rápido proceso de envejecimiento demográfico, las aflicciones del nacimiento, la vejez, la enfermedad y la muerte cobrarán cada vez mayor relevancia.

          Hemos iniciado una época en que la gran luz de la paz que emana del Gosho y que enseña el respeto a la dignidad suprema de la vida empezará a iluminar nuestro planeta.

          Invitando a la mayor cantidad de personas a sumarse al «gran navío» de la Soka, ¡emprendamos una vez más el excitante periplo de la eternidad, la alegría, la verdadera identidad y la pureza!

          Las campanadas que anuncian esa nueva partida son los exámenes introductorios del Departamento de Estudio.

          Nuestros admirables miembros del grupo Muchos Tesoros se han venido esforzando durante años en los «dos caminos de la práctica y el estudio».[6] ¡Sigamos todos su ejemplo y, junto con el Gosho, vivamos una existencia triunfal!

 

Camaradas del grupo Muchos Tesoros,

que practican tal

como enseña el Daishonin,

¡exploren y expandan audazmente su vida

de eternidad, alegría, verdadera identidad y pureza!

 

 

          (Traducción del artículo publicado en la edición de setiembre de 2017 del Daibyakurenge, revista mensual de estudio de la Soka Gakkai).

[1] Los escritos de Nichiren Daishonin (END), Tokio: Soka Gakkai, 2008, pág. 870.

[2] The Writings of Nichiren Daishonin, Tokio: Soka Gakkai, 2006, vol. 2, pág. 750.

[3] Ib.

[4] END, pág. 715.

[5] Ib., pág. 34.

[6] Ib., pág. 408.