Las actividades que emprende la SGI con el fin de promover el desarrollo sostenible y la protección de la naturaleza abarcan en distintos países del mundo, desde campañas de limpieza hasta proyectos de plantación de árboles. En el Centro de Investigaciones Ecológicas del Amazonas, perteneciente a la SGI de Brasil, ha venido realizando actividades de reforestación, de educación sobre el medio ambiente y de protección de especies animales en peligro de extinción; asimismo ha creado un banco de semillas con el fin de preservar los árboles del Amazonas.

Desde 1997, la SGI ha impulsado la Carta de la Tierra como una carta del pueblo que expresa los valores compartidos que se necesitan para lograr el desarrollo sostenible. También la SGI brinda apoyo al Decenio de la Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo Sostenible (UNESCO) (2004-2015)