Hijo menor de una humilde familia, nació el 2 de enero de 1928, en Tokio, Japón. Su vida fue forjada por recuerdos indelebles del tormento de la guerra, en la que murió su hermano mayor. Estas experiencias, la angustia que sufriera la sociedad japonesa de la posguerra y su práctica de la filosofía budista encaminaron su vida en pos de los esfuerzos por arrancar de raíz las causas de los conflictos entre los seres humanos y del sufrimiento individual. Su encuentro con Josei Toda marcó un punto crucial en su vida. Ikeda trabajó al lado de su mentor por más de una década para formar y desarrollar el movimiento de la Soka Gakkai para la paz, la cultura y la educación. El desarrollo de este movimiento queda relatado en sus novelas La Revolución Humana y La Nueva Revolución Humana. El 26 de enero de 1975, en la isla de Guam, fundó la SGI (Soka Gakkai Internacional), movimiento dedicado a la paz, la cultura y la educación. Desde 1983, cada año, redacta una Propuesta de Paz que envía a la Organización de las Naciones Unidas. Ha publicado obras literarias, ensayos, poesía y muchos diálogos con intelectuales y personalidades de diferentes áreas: Escoge la vida, con Arnold Toynbee, Antes de que sea demasiado tarde, con Aurelio Peccei y Los valores humanos en un mundo cambiante, con Bryan Wilson, entre otras. Otro de sus títulos son El Buda viviente, El Budismo primer milenio y El Budismo chino. Su novela «La Nueva Revolución humana»comienza en 1960, cuando asumió como presidente de Soka Gakkai. En su primer párrafo nos dice: «Nada es más precioso que la paz. Nada produce mayor felicidad. La paz es el punto de partida básico para el progreso de la humanidad.»

Para más información : http://www.daisakuikeda.org/es/