Tsunesaburo Makiguchi nació el 6 de junio de 1871, en Niigata, Japón. Como educador, se dio a conocer por su calidez y consideración. La preocupación central de Makiguchi fue reformar el sistema educativo de la época, que desalentaba el pensamiento independiente y reprimía la creatividad de los estudiantes. Creía que la educación, en lugar de servir a los intereses del Estado, debía centrarse en la felicidad de los estudiantes. Sus ideas sobre la educación, y su teoría sobre la creación de valor, fueron expuestas en 1930 en su libro Soka Kyoikugaku Taikei (Teoría Pedagógica de la Creación de Valor) donde refutaba la lógica del gobierno militarista, que buscaba usar la educación para formar sirvientes obedientes e incondicionales del estado. La tragedia golpeó la vida de Makiguchi cuando tres de sus cuatro hermanos fallecieron. Sintiendo una profunda necesidad de explorar el significado de la vida y la muerte, estudió algunos textos budistas. En 1928, a la edad de 57 años, Makiguchi encontró en el budismo de Nichiren Daishonin, una filosofía que concordaba con su propia forma de pensar. Dos años después, el 18 de Noviembre de 1930, él y su colega Josei Toda, fundaron la Soka Kyoiku Gakkai (Sociedad Educativa para la Creación de Valor). En sus orígenes, estaba formada por un grupo reducido de educadores que se dedicaban a la enseñanza, pero paulatinamente la organización fue enfocándose hacia la práctica y el estudio del budismo. Makiguchi estaba convencido de que esta filosofía centrada en la transformación de la sociedad por medio del cambio interior individual, era el medio para lograr la reforma social fundamental que él y sus colegas habían intentado a través de sus esfuerzos educativos. En 1937, Makiguchi se convirtió en el primer presidente de la Soka Kyoiku Gakkai. Viajó a lo largo del Japón apoyando a los miembros en la profundización de la fe en las enseñazas de Nichiren Daishonin e impartiendo sesiones de estudio. De esta forma comenzó la tradición de mantener reuniones de diálogo, grupos reducidos donde la gente intercambiaba puntos de vista y compartía experiencias de su practica budista. En 1942, 30.000 personas formaban parte de la organización. Durante la Segunda Guerra Mundial, el gobierno militarista impuso el Shintoismo como religión del Estado. Fue tanta la presión que incluso los sacerdotes, que habían sido responsables de proteger la pureza de las enseñanzas de Nichiren Daishonin, rogaron a Makiguchi que aceptase el talismán Shintoista. Makiguchi se opuso. En Julio de 1943, Makiguchi y Toda, junto con otros líderes de la Soka Kyoiku Gakkai, fueron detenidos como «delincuentes ideológicos». Los demás se retractaron y fueron liberados, solo Makiguchi y Toda se mantuvieron firmes. El 18 de noviembre de 1944, Makiguchi murió de desnutrición en la prisión. Cuando Toda supo, dos meses más tarde, que su maestro había fallecido, juró transmitir al mundo el mensaje de Makiguchi.

 

Para más información :  http://www.tmakiguchi.org/